Estatus mental

Cinco de la tarde, el sueño comienza a desvanecerse poco a poco, la luz del desaparece parcialmente, el mundo gira al revés para mi, lo que para otros significa descanso para mi significa trabajo.

Una gran cena, anticipo de una gran noche,  preparado ya con mis implementos y herramientas me dirijo ak trabajo, PORTON 68, nubes de tierra y tóxicos abundan, fauna diversa sale como zombie de refinería, caras de cansancio, caras de largos años de dura faena, caras curtidas con el sol, pulmones dañados por los gases, una nueva fauna ingresa, la fauna nocturna, aun más extraña, atraídos por una mejor paga se disponen a sacrificar sus sagradas horas de sueño no por una jornada etilica o por lanzarse un concierto destructivo, no prefieren trabajar de noche, como dije recompensa monetaria al final de la semana.

Para un ingeniero recién graduado, la oferta de trabajo es baja, un se encasilla a trabajar en refinería y eso es un error, por temor a pasar trabajo en otros estados, uno se confina a quedarse aquí, consigues trabajo de inspector, interesante trabajo, excelente forma de aplicar tus conocimientos y aprender nuevas cosas, desafortunadamente mal apreciado, siempre mal visto, siempre mal interpretado, DE QUE TE SIRVE SE INSPECTOR DE CALIDAD SI A NADIE LE INTERESA LA CALIDAD, solo la mediocridad de lo rápido, no importa rutina lo arreglara, no te preocupes siempre hay que pensar en la próxima parada, la máxima es no vale eso aguanta, todas respuestas mediocres ante una situación abstracta e inentendible de como una empresa que percibe ganancias millonarias todavía se cae poco a poco ante la mediocridad de algunos, pero no de todos afortunadamente.

La noche comienza lenta, reubicar a los trabajadores, permisos de trabajos, búsqueda incesante de trabajadores para checar que carajo hacen, por radio una incansable voz de un ser que absolutamente  nada hace, te llama cada cinco minutos para que veas un trabajo que aun no termina, comienzas de alguna manera y te dejas llevar por la corriente de la noche.

Las 11:30, la fauna descansa, comen algunos otros prefieren dormir, aunque sean unos pocos minutos, mientras en planta o en patio descargan rayos gamma a tuberías inertes, aparte de la toxicidad del ambiente también hay radiación.

las peores horas del día podrían ser las 3 y 4, tanto de la tarde como de la noche, uno sabe que se va ir pronto pero todavía falta tiempo, se desespera porque no lo llamen más, uno también debe trabajar, si aun mas, uno debe llenar reportes, dar informes, y dejar las actividades del día, como si fuera poco trabajo ya.

5:45, el cielo que una vez fuese negro con destellos naranjas del mechurrio, ya comienza a descolorarse en un azul primero oscuro, luego mas claro pero con los mismos matices rojo y naranja característicos de una atmósfera contaminada, manos sucias llenas de grasa aceite, pintura, por más que un guante te proteja, tus manos siempre se ensuciaran, tu braga, que al comenzar estaba limpia ahora nada tiene que envidiarle al mecánico del cuji, tu voz ya casi gutural, por el frío y el constante gritar debido al ruido, prefieres guardar silencio.

Terminadas tus labores, llenado tus reportes, te asomas a la ventanilla, ves una larga fila de zombies desvelados, esperando ser contados cual ganado en mataderos, para comprobar su existencia en la nomina laboral, desde luego a un LOT, especie de esclavo laboral, no se puede dar el lujo de chequearse primero, porque aparte de ser mal pagado, y explotado que jode, uno no tiene privilegios, después de una larga espera, al fin es el el turno de confirmar tu existencia.

Insolitamente te encuentras con tu jefe entrando y con una cara muy lavada te pregunta” y que tal la noche, todo bien????” HAMMER SMASHED FACE, en fin, ahora toca la larga caminata al portón 68, de nuevo, nueves de tierra y tóxicos abundan en el aire, somos eslabones en una cadena de producción para una empresa que al final nunca valorara tus esfuerzos ni tus sacrificios, todo trabajo es así, el sol de frente en pleno, causa molestia, desagrado, el sueño, el cansancio te ponen de mal humor, uno debe correr para que no te deje el fucking bus, ves las mismas caras que la noche anterior salían cansadas, pero ahora frescas, limpias, con ganas de trabajar.

Llego a casa, desayuno, el habitual intercambio de palabras con la familia, acostarse en tu cama es un lujo que se debe apreciar siempre, uno nunca sabe cuando sea la ultima vez quepuedas hacerlo, cierro los ojos.

Me despierto otra vez a las cinco, de la tarde, el mundo a girado su horario, ahora mi mente trabaja de noche y descansa de día.

Explore posts in the same categories: EL mundo es una mierda, Yoismo

2 comentarios en “Estatus mental”


  1. Vaya vaya amigo mio me acabas de hacer recordar mis tiempos como inspector de seguridad industrial en las obras de los teques…

    Y eso que no reseñaste las idas y venidas del trabajo, con las colas y demás.

    Si en general ese tipo de empresas es peligrosa, uno arriesga el puto pellejo y se cambia los hábitos para ganar un poquito más, aunque nunca te acostumbras.

    Y lo de las caras, en general yo las veia frescas, limpias y con la ladilla de otro dia de trabajo, que hay que cumplir para ganarse el sustento.

    Saludos hijo… nos vemos en er Gillman


  2. […] cambiar la guardia, me di cuenta de repente de que aquella infame guardia nocturna de la que tanto me había quejado, en verdad me ofrecía muchas facilidades, recordé nuevamente el porque detesto tanto la luz del […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: